Skip to main content

Cuando se navega en un crucero fluvial, las posibilidades son infinitas en lo que respecta a la comida. Se pueden encontrar todos los sabores culinarios, elaborados por expertos. La comida, el vino y los licores, así como la influencia de la cultura local en estos deliciosos sabores regionales, son parte integral de la experiencia de navegar en un crucero fluvial.

Además de la gastronomía del barco, también tendrás la oportunidad de degustar una gran variedad de sabores populares en las distintas paradas. Si pasas por Austria, Alemania o Hungría, por nombrar algunos, en tu viaje de ensueño estás obligado a incluir al menos uno de los siguientes cinco platos tradicionales.

Alemania

Salchichas de cerdo

Cerca del nacimiento del Danubio se encuentra Ratisbona, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una de las ciudades medievales mejor conservadas de Alemania. Aquí, es posible visitar los restaurantes tradicionales de salchichas, para degustar un manjar local junto al río.

Las hileras de salchichas de cerdo suelen servirse acompañadas de chucrut, mostaza y un crujiente panecillo.

Pralinés

Passau presenta una oferta más golosa con elegantes pralinés que podrás degustar durante tu visita a la región. Los cafés y las pastelerías que se encuentran a lo largo del río siguen elaborando a mano estas delicias con los mismos métodos que hace muchos años atrás.

Los ingredientes de los bombones de pralinés incluyen almendras caramelizadas y albaricoques empapados en licor, colocados en exquisitas envolturas de chocolate, algunas de las cuales se decoran con una hoja de oro comestible; añadiendo un poco de esplendor a una visita por las orillas de Passau.

Austria

Wiener schnitzel

Cualquiera que viaje en un crucero fluvial y pase por Viena, debe probar el tradicional wiener schnitzel. Este plato es popular en muchas regiones alemanas y austriacas como manjar dorado y frito.

La mejor manera de comer wiener schnitzel es al aire libre, en Viena, donde numerosos y pintorescos restaurantes sirven este plato. Con su suculento y sazonado escalope de ternera, patatas espolvoreadas con perejil y un simple trozo de limón, el wiener schnitzel es uno de los platos fuertes de cualquier crucero fluvial por esta zona del mundo.

Eslovaquia

Kapustnica

Si te adentras en Eslovaquia, Bratislava podrás degustar comidas únicas para alegrar el corazón: un plato en concreto es la Kapustnica, o sopa de col. Se trata de una espesa especialidad eslovaca que se prepara tradicionalmente a finales de año, pero que los turistas pueden disfrutar durante todo el año en toda Bratislava debido a su popularidad.

La sopa suele contener carnes ahumadas, salchichas y setas, espesadas con nata y patatas para crear una verdadera comida reconfortante.

Hungría

Goulash

En una de las paradas de un crucero fluvial podrás encontrar Budapest, ya que el río recorre todo el centro de la ciudad, separándola en dos partes: Buda y Pest.

Un plato típico de este punto es el Goulash, un guiso de carne servido habitualmente en una cazuela de pan, y se puede degustar en casi cualquier lugar de Hungría y de Europa del este. Si escoges un crucero por esta zona del mundo, podrás probar este exquisito plato en las cenas de a bordo.

Un viaje gastronómico en barco

Un crucero fluvial es la manera perfecta de experimentar la mejor gastronomía del mundo. Disfrutarás de deliciosas comidas preparadas por chefs galardonados y tendrás la oportunidad de explorar algunos de los destinos más bellos del planeta.

Con Mi Crucero Fluvial, puedes elegir entre una variedad de itinerarios que ofrecen las mejores experiencias de viajes y deliciosos platos para degustar en las cenas temáticas a bordo, donde la tripulación se viste con trajes típicos de cada país. Así que, no esperes más y reserva tu viaje de ensueño por el río con nosotros.

miCruceroFluvial | mCF

miCruceroFluvial es una agencia de viajes online especializada en el asesoramiento y venta de Cruceros Fluviales por todo el mundo.